El uso de pestañas postizas  se ha convertido en muy poco tiempo en una práctica habitual, ya que de una manera cómoda y sencilla, permite tener un aspecto impecable, con unas largas y voluminosas pestañas y sin necesidad de maquillarlas.

Podemos decir que básicamente existen dos maneras de colocarlas:   – Pestañas postizas que se pueden colocar en tiras completas o pelo a pelo, pero que son para un uso momentáneo y que tras ese uso se quitan.                                                                                                      – Extensiones de pestañas que se colocan siempre pelo a pelo, tienen una duración de tres o cuatro semanas habitualmente y es imprescindible una perfecta colocación por un acreditado profesional para evitar dañar las pestañas naturales.

Para la aplicación tanto de pestañas postizas como de extensiones, es imprescindible tener unas pestañas naturales sanas, ya que sobre ellas se iniciará el trabajo de adhesión.

EXTENSIONES DE PESTAÑAS

Para la aplicación de extensiones de pestañas se utilizan distintas variedades de pelo. Normalmente se utiliza pelo artificial similar al pelo de visón y seda natural, y a continuación se elige el volumen que se desea conseguir (1D, 3D o 5D). Por supuesto también son imprescindibles la utilización de materiales como pegamento, un primer, el sellador, parches y una pinza para colocar pelo por pelo en la raíz de pestaña.

Tras su colocación, existen una serie de cuidados y recomendaciones imprescindibles como son no mojarlas durante las primeras 24 horas, evitar frotar los ojos, no desmaquillarlos con aceites, cremas o geles, así como evitar saunas o baños de vapor. Tampoco es recomendable la aplicación de máscaras de pestañas, pero si se realiza, que sea especial para extensiones. Cepillarlas, si es necesario, es la única acción que debemos realizar con regularidad.


PESTAÑAS POSTIZAS

-Un gran error que se comete al aplicar las pestañas postizas, es no esperar 30 segundos para que el pegamento adquiera su textura óptima de pegado, adquiriendo el mordiente necesario para que la adherencia sea cómoda y mucho más eficiente. Siguiendo este paso, las pestañas quedarán firmes y perfectas.

-Pegar las pestañas sin recortarlas es otro error que debemos evitar, debemos conseguir que se adapten al ojo, que la mirada sea natural y no queden largas en exceso. Si no se recortan, lo que obtenemos es un efecto de ojos caídos y pestañas artificiales.

-Aplicar máscara en las pestañas postizas también es un error que se debe evitar, ya que por un lado es innecesario, ya que hemos conseguido la largura y el volumen que se deseaba, y por otra parte, es un problema a la hora de despegar las pestañas ya que el pegamento y la máscara se pueden unir dañando nuestras pestañas naturales

–Un último error muy común y poco estético que se suele cometer, es la colocación de la tira de pestañas postizas muy por encima de las pestañas naturales, lejos de la línea del ojo. Lo recomendable es pegarlas lo más unidas posible a la pestaña natural para conseguir el aspecto limpio que se desea con su colocación.

Desde nuestra empresa UN SOLO USO SL esperamos haberte ayudado con esta publicación, y nos ponemos a vuestra disposición para cualquier consulta que nos queráis realizar.